Organización para una Atmósfera Pacífica

Dic 24, 2011 by

Print Friendly, PDF & Email

neatOrganización

¿Existen muchos beneficios físicos en algo organizado, pero sabías que la organización de tu espacio también puede tener beneficios  positivos mentales y espirituales?

Purgar tu casa y tu lugar de trabajo del desorden y de artículos innecesarios puede simbolizar un proceso más profundo de limpieza y purificación. A medida que tiras lo viejo e inútil y organizas mejor lo que queda, en efecto estás creando una  sensación de ligereza y de libertad que te puede beneficiar, tanto mental como espiritualmente.

En un nivel enérgético, los efectos de limpieza y de ordenar pueden ser incluso más profundos porque el proceso limpia el estancamiento y llama un flujo de energía fresca y vigorizante (también llamada " chi, " "ki", o "qi" - lo que significa " energía de vida universal ").

¿Qué significa esto para tí y tu espacio? ¡Más paz, prosperidad, armonía y éxito!

Sigue estos consejos para organizar y obtener una atmósfera más serena:

1) Ante todo, limpiar y quitar el desorden es crucial. El desorden drena tu energía, dispersa tu enfoque y te deja sintiéndote abrumado y restringido. Toma tanto tiempo como sea necesario para remover los artículos que ya no son necesarios y guarda los artículos que en realidad necesites. Sin embargo, no los tires sin cuidado en cajones o armarios; asegúrate de organizarlos y colocarlos muy bien a donde pertenecen. Desorden es desorden, y experimentarás los mismos efectos negativos incluso si es ocultado lejos.

2) Una vez que tu entorno esta ordenado, es hora de hacer un trabajo de limpieza físico. ¡Agarra una aspiradora, esponjas, cubos, removerdor de polvo, limpiador de vidrio y cualquier otra provisión que necesites, y limpia como nunca has limpiado antes! Es importante hacer un trabajo cuidadoso porque tu solamente no limpias la suciedad visible - también quitas cualquier residuo dejado por la energía estancada y negativa. Pueda que no estés en la capacidad de verla, pero todavía puedes ser afectado por ella en algún nivel si no la remueves completamente.

3) Finalmente, toma un respiro y mira a tu entorno. Nota que parece mejor, pero también nota la diferencia en la manera en que se siente el ambiente. ¿Se siente ligero y más tranquilo? La mayoría de la gente puede enseguida sentir la diferencia.

¡Sin embargo, Todavía no has terminado! Ahora vas a llamar a una energía beneficiosa para que tome lugar de lo que acabas de  limpiar. Existen muchas formas de hacer esto, y ninguna es mejor o más eficaz que otra. Elige una o varias que te atraigan.

Una de las técnicas más comunes es la de utilizar "el sahumerio" que un manojo de hojas secas de salvia. (Estos sahumerios pueden comprarse en tiendas de hierbas o en internet.) Prende el final del palo de salvia y apaga la llama para que las hojas ardan sin llama y liberen el humo perfumado. Paseate por los espacios de tu casa y sopla el humo perfumado en el aire. Mientras lo haces, declara en voz alta que estas removiendo la energía negativa e invita un flujo de energía fresca, beneficiosa para que tome su lugar.

Otra técnica es simplemente encender incienso y velas en cada habitación. La esencia realmente no importa lo que interesa es que te agrade, pero algunas opciones populares incluyen: lavanda, romero, limoncillo, salvia, sándalo, mirra, incienso y rosa.

Finalmente, puedes usar meditación y visualización para atraer la energía positiva. Simplemente siéntate cómodamente y realiza ejercicios de respiración profunda para llevarte a un estado meditativo. Luego imagína que una luz brillante y blanca  penetra en  cada espacio de tu casa. Imagina que zumba y cruje con una carga eléctrica, borrando cualquier negatividad que aún perdura y la reemplaza con paz y armonía.

Haciendo este proceso solamente una vez puedes crear un cambio bastante impresionante en la atmósfera de tu casa, pero hacerla regularmente puede ser aún más eficaz. Inténtalo una vez cada 3 meses para iniciar, pero házlo tan a menudo como lo necesites si sientes que la atmósfera se hace pesada e inactiva otra vez.

Créditos:

Image: photostock / FreeDigitalPhotos.net

s2Member®