Meditación Cristiana: Conocer y obedecer la Palabra de Dios

Nov 12, 2012 by

Print Friendly, PDF & Email

Meditación CristianaCuando escuchas a las personas decir meditación, hay una gran posibilidad de que con frecuencia pienses en monjes budistas tarareando con grandes rosarios en sus  manos. También imaginas a gente calva con túnicas amarillas que buscando la iluminación. Debes considerar que la meditación no sólo es practicada por monjes calvos en trajes amarillos buscando alcanzar la iluminación y conocer sobre las palabras de sabiduría de Buda, debes considerar el hecho de que otras religiones, tales como la religión cristiana también practica la meditación, pero de una manera muy diferente.

La Biblia cristiana indica a los seguidores cristianos a pensar en la palabra de Dios. Debes considerar que lo que tu piensas afecta la acción que tomes. La mente es una parte poderosa de tu cuerpo que puede controlarsse a sí misma. Así que, pensando en las palabras de Dios sobre las grandes cosas que tienes que hacer con el fin de beneficiar a otras personas y ayudar a otras personas que no pueden ayudarse a sí mismas, estarás haciendo mucho bien a la sociedad.

La meditación tiene un significado muy diferente en la religión cristiana. No significa necesariamente que tienes que afeitarte la cabeza y vestir túnicas de color amarillo, acostarte en el suelo o en cuclillas para meditar, la meditación en la religión cristiana significa pensar. En la meditación cristiana, debes pensar en las palabras buenas que Dios ha mandado a practicar a otros. Debes considerar no romper los mandamientos y hacer el bien a los demás seres humanos con el fin de ir al cielo y tener vida eterna.

   

La meditación no se trata sólo en pensar en la palabra de Dios, sino que hay que tener en cuenta que debes centrarte en él con el fin de imprimirla en tu mente y tener una guía para vivir tu vida libre de pecado. La meditación cristiana es muy fácil de practicar y no es tan compleja como podrías pensar. Todo lo que necesitas hacer es orar con el corazón y pensar en las cosas que Dios ha dicho. Hay tres veces durante el día en el que puedes practicar la meditación cristiana para guiar tu vida cotidiana. La primera es justo antes de dormir para asegurarte de que piensas en cuáles eran las palabras de Dios mientras te duermes, la segunda es al despertar para tener una guía para empezar el día, y la última es en algún momento del día para que  No olvides la palabra de Dios.

No tienes que acostarte para practicar la meditación cristiana. Todo lo que necesitas hacer es pensar en la palabra de Dios con todo tu corazón y también aceptarlas como tu guía diaria en tu vida.

Como puedes ver, si lo practicas la meditación cristiana sabrás cuáles son tus prioridades en la vida . Todo lo que necesitas es un poco de tiempo para pensar en lo que Dios ha dicho para así satisfacer las necesidades de tu alma. A medida que vivas la vida así, verás que serás más feliz y estarás más satisfecho de cómo vives tu vida.
Créditos:

Image: markuso / FreeDigitalPhotos.net

s2Member®