La Simplicidad cotidiana

Ago 31, 2011 by

Print Friendly, PDF & Email

tranquilidad Simplifacate la vida.

Con el bullicio de la ciudad de nuestras vidas diarias, a menudo podemos encontrarnos anhelando una forma de vivir más tranquila y simple. Si tu vida ha llegado a parecerse a una carrera sin fin hacia una meta inalcanzable, observa las siguientes sugerencias para devolverte un mayor sentido de calma y simplicidad a tu vida.

1) Menos es más. Es asombroso cuantas "cosas" podemos acumular en nuestras casas porque pensamos que contribuirán a nuestras vidas. Es verdad que ganamos el placer de los bienes materiales, pero mientras más acumulamos con frecuencia más cargados nos sentimos. Tarde o temprano nos encontramos viviendo bajo una nube constante de confusión, pensamientos dispersos y tensión.

Comienza inmediatamente a limpiar los bienes materiales que no necesitas o quieres más, y donalos a una organización local caritativa. Esto logrará dos cosas: primero, te sentirás ligero y menos apretado en tu casa; y también te sentirás bien dando estos artículos a quien en realidad pueda usarlos y los necesita.

2) Reduce tus actividades. ¡Una vida activa está bien para ti, pero no si esta no te deja sintiendote tensionado y fatigado! La mayor parte de nosotros toma mucho más de lo necesario en cuanto a las obligaciones y actividades aún las recreativas.

Toma unos minutos para pensar en las cosas que haces diaria, semanal y mensualmente. ¿Realmente tienes que hacerlas todas? ¿Has tomado responsabilidades que realmente no son las tuyas? ¿Estas gastando el tiempo en actividades que ya no disfrutas más? Has una lista de al menos algunas actividades u obligaciones que puedas eliminar, y luego sigue adelante y elimínalas - incluso si tienes que reducirlas gradualmente.

3) Pasa tiempo en silencio. Un modo aparentemente simple de vivir una vida de simplicidad y facilidad es la de desconectarse del "ruido" mental y físico de tu ocupada vida diariamente. Sentarse en silencio durante solamente algunos minutos puede drásticamente reducir tus niveles de tensión y dejarte sintiendote tranquilo, centrado y feliz.

Si vives cerca a un parque o ambiente natural, puedes incluso aumentar la eficacia de esta actividad pasando tiempo en la naturaleza. Estos ambientes no son completamente silenciosos, pero tienen sonidos calmantes como el agua corriendo, las aves cantándo y el viento pasando por los árboles - que automáticamente provocan sentimientos de paz y de bienestar.

A fin de cuentas vivir una vida más simple se trata de aprender a reducir la velocidad y a conectarse más profundamente con el ser interior. ¡Si haces esto simplificando tu entorno, reduciendo tu horario o disfrutando de un plazo tranquilo cada día, el resultado es el mismo - un más feliz y más pacífico tu mísmo!

Creditos:

Image: prozac1 / FreeDigitalPhotos.net

s2Member®