Cómo Tomar Sabias Decisiones

Nov 12, 2011 by

Print Friendly, PDF & Email

making decisions Tomar Sabias Decisiones

¿Alguna vez te has sentido inquieto cuando debes tomar una decisión que podría afectar el resto de tu vida? A veces aún decisiones aparentemente menores pueden darte un ataque de ansiedad cuando empiezas a pensar en todas las cosas que podrían ir mal.

Es muy común que las personas vacilen hacia adelante y hacia atrás entre varias opciones, que están relacionadas con la carrera, el dinero, el negocio, oportunidades, o aún relaciones. ¿Pero cómo sabes cual opción es la mejor para ti en una  situación dada? A veces la mejor opción es obvia, pero otras veces todas parecen sostener una luz tenue de posibilidad - y la amenaza de arrepentirse.

Las buena noticia es que tomar sabias decisiones es una cuestión de sopesar las posibles ventajas y desventajas de todas las opciones disponibles.  Sigue este proceso de 3 simples pasos para ayudarte a tomar sabias decisiones y sin importar qué parte de tu vida puedan afectar.

1) ¿Qué Beneficio Obtienes?

¿Cuándo tienes más de una opción para escoger, lo primero que deberías preguntarte es,  " En qué me beneficia tomar esta decisión? " Si la recompensa es grande, probablemente estarías dispuesto a soportar un poco de riesgo para beneficiarte de esa oportunidad. Al contrario, si la recompensa fuera pequeña, podrías no sentirte tan seguro de tomar esa oportunidad ahora mismo.

2) ¿Qué Podrías Perder?

¿La siguiente pregunta para hacerse es, " Qué pierdo si esta opción no funciona?"  ¡A nadie le gusta pensar negativamente en una oportunidad potencial, pero podrías ahorrarte mucha angustia con un poco de previsión! Si tus fracasos pudieran ser enormes con una opción particular, podrías decidir esperar por un momento para ver si las probabilidades mejoran con el tiempo.

3) ¿Cuál es la peor Cosa que Puede Pasar?

¿Finalmente, tóma un paso más y preguntate, " Qué es la peor cosa que puede pasar si escojo esta opción, y estaría yo dispuesto a aceptar esas consecuencias?"  ¡ Puede parecer una pregunta muy pesimista, pero es sumamente eficaz que aclara la situación! Si no pudieras manejar las consecuencias de tomar esa opción, entonces  inmediatamente sabrás que no es la opción correcta para ti en este momento. Si, por otra parte, las consecuencias no fueran tan malas, sabrás que esta es una opción viable para ti.

¿ Qué haces si todas tus opciones tienen las mismas potenciales recompensas y consecuencias? ¡ Ve con tu intuición! Toma unos pocos minutos para pensar cuidadosamente sobre cada posibilidad, y luego escoge con la que te sientas más fuerte.

Cuando se trata de esto, no hay ninguna garantía en tomar decisiones. Simplemente pon en la balanza los pros y los contras, escucha a tu intuición, y has lo mejor que puedas. Al final, no hay nada como una "mala" decisión, porque realmente aprendes algo de cada una. Si recuerdas esto estarás más seguro con cada opción que tomes, lo cual te ayudará a tomar aún mejores decisiones en el futuro.

Créditos:

Image: digitalart / FreeDigitalPhotos.net

s2Member®