Cómo Conquistar Tus Miedos

Nov 5, 2011 by

Print Friendly, PDF & Email

fearsVencer el Miedo

¿Alguna vez te has sentido abrumado por el miedo - tanto que te impidiera hacer algo que querías hacer? Creelo o no,  esto es  un problema común al que se enfrentan muchas personas diariamente.

El miedo tiene el poder de contenerte para tomar riesgos, seguir tus sueños, o hacerte exitoso en algo que intentas hacer. Si tu le permites controlarte durante mucho tiempo, tarde o temprano puede erosionar tu calidad de vida y mantenerte encerrado en una prisión de inactividad.

En lo que muchas personas fallan en darse cuenta es que ese miedo no es nada más que una respuesta condicionada. Es una reacción natural a una situación aterradora o desconocida. Aunque por lo general es automática, hay cosas que puedes hacer para vencerla.

1) Verifica tus expectativas.

Algo que aumenta el miedo es el predominio de expectativas negativas. ¿Por lo general te encuentras esperando lo peor de cada situación? ¿Te preocupas obsesivamente sobre lo que podría salir mal, en vez de enfocarse en tus fortalezas y capacidades?

Si haces un esfuerzo consciente para esperar lo mejor, para ver el lado positivo de cada situación y sigues recordándote que puedes manejarlo más de lo que sueles pensar, tendrás menos miedos con los que lidiar. Incluso si los sentimientos de miedo se las arreglan para introducirse en tu conciencia, todavía estarás en capacidad de mantenerlos en perspectiva y equilibrarlos  contra un sentido profundo de confianza.

2) Desacredita tus miedos.

Los expertos te dirán que la mayoría de cosas que temes de todos modos nunca van a pasar. ¡Aunque esto sea verdad, con seguridad no se siente así cuándo el miedo esta en tu cuello! Sin embargo, si observas un poquito mas cerca tus miedos  cuando surgen, podrás ser capaz de desechar al menos unos cuantos.

Por ejemplo, si tienes miedo de hablar en público y tu jefe quiere que dés una presentación en el trabajo, podrías sentir que tu vida (y quizás tu sustento) están sobre la cuerda floja. Puedes temer que te despidan, o preocuparte de que tus colegas te pierdan respeto si no haces un buen trabajo.

¿Pero algo de eso es probable que ocurra? En la mayoría de los casos, no. En vez de preocuparte sobre lo que "podría" pasar si  no das una presentación sólida, podrías pensar en maneras de mejorar tu actuación, como en estar bien preparado, practicar tu pronunciación con amigos y miembros de tu familia, escribirte notas, etcétera.

3) Haz exactamente lo que temes.

Cuando recuerdas que el miedo es simplemente un sentimiento, pierde la mayor parte de su poder. No puede dañarte y excepto en situaciones realmente amenazantes puedes decidir ignorarlo y avanzar de todos modos.

¡Si pones en la balanza los pros y los contras de cualquier situación, puedes decidir que la posibilidad de consecuencias negativas es mínima, así que nada te detiene de hacerle caso omiso a tus miedos y continuar! Y desde luego, esto será determinado por tí mísmo diariamente. La cuestión no es llegar a ser excesivo con tu toma de decisiones, sino más bien a tener el poder de saber cuándo el miedo es infundado y superarlo con facilidad.

Créditos:

Image: Ambro / FreeDigitalPhotos.net

Related Posts

Share This

s2Member®